Estrategias Medioambientales

Un momento atractivo para plantearse las inversiones medioambientales
Tras el “repunte verde” de 2020, no sorprende que las inversiones de temática medioambiental hayan experimentado más turbulencias en lo que va de año. En su mayor parte, esta volatilidad ha obedecido a los mismos factores que han trastocado a los mercados en general, sobre todo los temores de que una mayor inflación pueda llevar a los bancos centrales a endurecer sus políticas monetarias antes de lo previsto.

Nuestro Grupo de Estrategias Medioambientales anticipa una marcada recuperación, pues considera que las acciones ligadas al medioambiente pueden desvincularse de la actual rotación del crecimiento al valor gracias a oportunidades medioambientales crecientes, buenas cifras de beneficio y previsiones corporativas todavía sólidas, una fuerte demanda de este tipo de soluciones por parte de los consumidores y una política cada vez más favorable. De hecho, su análisis sugiere que la reciente oleada de ventas podría presentar un punto de entrada atractivo para aquellos inversores que llevan un tiempo esperando a posicionarse en el tema, o para quienes desean ampliar su exposición.

Cielos despejados para la energía solar
El énfasis en la investigación en los procesos de inversión de BNP Paribas Asset Management equipa adecuadamente a nuestros equipos para descubrir oportunidades excitantes. El Grupo de Estrategias Medioambientales piensa que el mercado de energía solar para clientes residenciales en Estados Unidos presenta fundamentales atractivos, sobre todo desde una perspectiva de demanda. De hecho, las instalaciones fotovoltaicas residenciales en el país alcanzaron un máximo histórico en el cuarto trimestre de 20201. Además, las perspectivas del sector se han visto impulsadas por el Plan de Empleo Estadounidense del presidente Biden, que ha ampliado en diez años muchos de los incentivos federales en este ámbito.

Varios factores impulsan actualmente la demanda, entre ellos el coste decreciente de los paneles solares, la subida de los precios minoristas de la energía, los incentivos de impuestos federales y unos modelos de financiación atractivos. Estas fuerzas se han combinado para crear una situación en la que el consumidor estadounidense puede instalar paneles solares y comenzar a ahorrar dinero inmediatamente en su factura de la luz, sin necesidad de realizar un desembolso inicial.

Incluso sin financiación, el periodo de amortización de las instalaciones residenciales de energía fotovoltaica se ha reducido a menos de ocho años , mientras que los paneles solares deberían tener una vida útil de 20 a 25 años2. Esto convierte al segmento en una fuente de energía cada vez más atractiva para los propietarios de viviendas, y con la creciente penetración de los vehículos eléctricos elevando los requisitos eléctricos de los consumidores, una solución que ofrezca electricidad por debajo de los precios de mercado es especialmente interesante.

Para los propietarios de viviendas estadounidenses, la motivación económica para buscar una fuente energética independiente de la red se ha visto reforzada por varios apagones en todo el país, que no solo son cada vez más frecuentes, sino que duran más tiempo. En febrero, el riguroso clima invernal desencadenó una crisis energética en Texas, las tormentas afectaron al suministro eléctrico en Florida en abril, y la ola de calor veraniega en California provocó apagones continuos. Ante tal trasfondo, no sorprende que cada vez más propietarios busquen opciones para reducir su dependencia de la red, y la energía solar (combinada con el almacenamiento de electricidad) puede satisfacer este requisito.

Explorando todos los ángulos
Nuestros equipos de inversión consideran metódicamente todos los aspectos de una oportunidad de inversión, y dialogan diariamente con los equipos directivos de las empresas. El Grupo de Estrategias Medioambientales lleva 20 años invirtiendo temáticamente y ha cultivado una sólida red de contactos en sectores y compañías relevantes. Su análisis sugiere que la demanda de energía solar sigue siendo sólida, incluso durante los meses de invierno, en los que normalmente cabe esperar un descenso de las instalaciones fotovoltaicas debido a restricciones meteorológicas. De hecho, se anticipa que las instalaciones habrán crecido de un 5% a un 15% en tasa intertrimestral, y las carteras de pedidos para el resto del año también parecen notablemente repletas.

Un obstáculo potencial para la futura implementación de la energía solar es la actual escasez de semiconductores a nivel global. Estos componentes se emplean en instalaciones fotovoltaicas a fin de convertir energía solar de corriente directa (DC) a corriente alterna (AC) para aparatos domésticos. El mercado sigue temiendo que la escasez de chips pueda limitar el crecimiento a corto plazo, pero el contacto constante de nuestro equipo con el sector ha despejado estos temores: muchas de sus compañías preferidas en el segmento están optando por reducir sus existencias para satisfacer la demanda.

En busca de las mejores oportunidades en mercados retadores
Con tantos obstáculos, es poco probable que la volatilidad vaya a desaparecer en el corto plazo. Dicho esto, el equipo cree que si uno mira más allá de estos trastornos a corto plazo, las soluciones medioambientales presentan un panorama a largo enormemente excitante, sobre todo a la luz de un clima político cada vez más favorable.

Los miembros de nuestro Grupo de Estrategias Medioambientales han pasado todas sus carreras invirtiendo en este tipo de soluciones y han desarrollado una potente brújula fundamental. En su opinión, invertir no solo se trata de buscar oportunidades en mercados difíciles, sino también de responder a ellas con convicción.

El equipo detecta una mayor diferenciación entre ganadores estructurales en el mercado de soluciones medioambientales, donde el análisis fundamental, la diligencia debida sobre las tecnologías y una profunda comprensión de los mercados totales son aportaciones clave para “identificar hoy a los ganadores del mañana”.

Nuestras capacidades de Estrategias Medioambientales se concentran en empresas que abordan el cambio climático, la biodiversidad y los ecosistemas. Nuestras carteras concentradas están diversificadas en términos de capitalización bursátil, lo cual proporciona un mayor impacto y amortigua la volatilidad. Dado el reciente nerviosismo en los mercados, las hemos reposicionado hacia las acciones value y cíclicas.

Si deseas más información sobre nuestras Estrategias Medioambientales, cifras de rentabilidad y una explicación más detallada de nuestro enfoque de inversión, pulsa AQUÍ

TEMAS DE INVERSIÓN

CONTACTO

Si quieres ampliar tu información sobre las capacidades de inversión que abordamos en esta web, por favor completa el formulario a continuación.
Copy link
Powered by Social Snap