China

Tras la Gran Muralla
Tras la oleada de noticias negativas sobre China en 2020, dominadas por su volatilidad económica durante la pandemia, 2021 se perfila como mucho más positivo y optimista. El gigante asiático y su economía parecen florecer, y la perspectiva a largo plazo de sus enormes y diversos mercados de renta variable se está orientando hacia el crecimiento sostenible y de calidad, lo cual representa una propuesta muy atractiva para los inversores activos. En términos de crecimiento del PIB y de la exportación, China contrasta con la mayoría de las economías occidentales, a la mayoría de las cuales les está costando recuperarse a un ritmo parecido. En este contexto, cabe formular una pregunta clave: ¿Marca esta recuperación el retorno de China a su avance aparentemente imparable hacia el dominio económico mundial?
Haciendo realidad su potencial
Con su dilatada experiencia, nuestro equipo de renta variable china lleva mucho tiempo establecido en la región y se beneficia de perspectivas de primera mano que plasma en su estrategia de inversión. Sus miembros detectan oportunidades sin explotar basadas en la estrategia de crecimiento sostenible del gobierno y en potentes tendencias domésticas como la urbanización y el auge de la clase media, que continúan impulsando la productividad y el crecimiento del PIB.

Como muchas cosas asociadas con el país asiático, los dos mercados de renta variable chinos son sorprendentemente grandes, y su escala desafía el predominio de sus equivalentes estadounidenses: las bolsas de acciones H (offshore) y de acciones A (doméstica) de la China continental tienen un capitalización de mercado combinada superior a los 14 billones de dólares. Con cerca de 3800 acciones, el mercado doméstico ya tiene 10,5 billones de dólares de capitalización, lo cual lo convierte en uno de los mayores del mundo, tras la Bolsa de Nueva York y el Nasdaq.

Los dos mercados de renta variable chinos son complementarios, con exposición tanto a grandes empresas de capital estatal como a compañías privadas orientadas a la economía doméstica, activas en un amplio abanico de sectores. Invertir en ambos tipos de acciones (A y H) aporta a los inversores diversificación, liquidez, una baja correlación con la renta variable global y con las tendencias económicas mundiales, y la posibilidad de explotar la gran variedad y flexibilidad que ofrece la economía china.

Infrarrepresentadas e infravaloradas
Los chinos se han forjado la reputación de ser más parcos que sus homólogos occidentales a la hora de divulgar información, y esto es relativamente cierto en el caso de las acciones y la información corporativa del país. Los informes sobre las acciones chinas han brillado por su ausencia, y la cobertura de las acciones A por parte de intermediarios domésticos tiende a ser parca y esporádica. Dicho esto, las autoridades chinas reconocen cada vez más este hecho como una barrera para la confianza de los inversores (sobre todo en torno a temas ESG) y ahora están realizando esfuerzos concertados para abordar esta preocupación, a fin de atraer un mayor volumen de inversión extranjera.

Además, la inclusión de más compañías domésticas chinas en los índices generales de MSCI, FTSE y S&P ha ampliado la aceptación de la renta variable china en carteras internacionales más amplias, lo cual les está dando una credibilidad y transparencia muy bienvenidas.

Con objeto de aprovechar estos desarrollos, BNP Paribas Asset Management está equipada con equipos de análisis e inversión locales que aplican un enfoque de inversión a largo plazo, de un valor inestimable para comprender en profundidad este mercado e identificar áreas poco eficientes, valoraciones descontadas y anomalías de cotización. Los miembros de nuestro equipo de renta variable de la Gran China están ubicados permanentemente en Shanghái y Hong Kong, y cuentan con el respaldo de un economista dedicado. Junto a ellos operan 3 de los 25 miembros del equipo del Centro de Sostenibilidad ubicado en Hong Kong, para respaldar la integración de criterios ESG en toda nuestra capacidad de renta variable china.

Investigando las oportunidades
China es uno de los mayores mercados y una de las mayores economías del mundo, además de una potencia políticamente influyente que se halla en una fase interesante y fascinante de su largo y colorido desarrollo. Antes de invertir, debemos tener en cuenta los numerosos factores que pueden influir en el valor y el potencial de las compañías que conforman su diverso mercado de renta variable, e investigar los efectos que tendría una potencial desglobalización y la intervención del gobierno en un amplio abanico de ámbitos, desde el consumismo hasta la inversión interna, las credenciales medioambientales y las alianzas de comercio internacional.

Creemos que la renta variable china ofrece una oportunidad de inversión significativa, impulsada por la naturaleza cambiante de su economía (que propicia la aparición de compañías chinas reconocidas globalmente en casi todos los sectores) y por el creciente potencial y reputación de su mercado bursátil.

El BNP Paribas China Equity, nuestro fondo de renta variable china, es una cartera concentrada de 40 a 60 acciones que representan las mejores ideas de inversión del equipo de gestión y que cuenta con un patrimonio de unos 3000 millones de dólares y plena integración de criterios ESG. La estrategia se concentra en tres temas clave:

  • Tecnología e información, que abarca automatización industrial (un segmento que se ha beneficiado del mayor gasto en I+D y de una enorme reserva de talento) y tecnologías nuevas y emergentes (como la enorme capacidad de producción de vehículos eléctricos).
  • La mejora del consumo. Aquí también hay oportunidades gracias al enorme consumo doméstico de China en áreas como educación, atención sanitaria, seguros, viajes y marcas de consumo de alta gama, cuya demanda no deja de crecer.
  • La consolidación industrial, sobre todo en los sectores de construcción, maquinaria, minería y química, que se ha visto impulsada por regulaciones más estrictas, presiones medioambientales, mayores costes de financiación y la mejora estructural y del consumo.

Si deseas más información sobre nuestras capacidades de inversión en renta variable china, cifras de rentabilidad y una explicación más detallada de nuestro enfoque de inversión, pulsa AQUÍ

El valor de las inversiones y de las rentas que generan podría tanto bajar como subir, y es posible que el inversor no recupere su desembolso inicial.

Es probable que la inversión en mercados emergentes o en sectores especializados o restringidos esté sujeta a una volatilidad superior a la media debido a un alto grado de concentración, a una mayor incertidumbre al haber menos información disponible, a una liquidez más baja o a una mayor sensibilidad a cambios en las condiciones sociales, políticas, económicas y de mercado.

Algunos mercados emergentes ofrecen menos seguridad que la mayoría de los mercados desarrollados internacionales. Por este motivo, los servicios de ejecución de operaciones, liquidación y conservación en nombre de los fondos que invierten en emergentes podrían conllevar un mayor riesgo.

TEMAS DE INVERSIÓN

CONTACTO

Si quieres ampliar tu información sobre las capacidades de inversión que abordamos en esta web, por favor completa el formulario a continuación.
Copy link
Powered by Social Snap